Acerca de mí

Turid Tarabay

Mi abuela era sastra y desde su casa, en un pequeño taller situado en un pueblo del oeste de Noruega, creaba hermosas prendas y sombreros inspirados en imágenes, su trabajo era increíblemente perfecto y detallado, eran piezas únicas convertidas en Arte.

De aquí viene mi pasión por los textiles, mi creatividad al momento de tener una pieza en la mano y volverla única; pasé mi adolescencia cosiendo y reciclando mi propia ropa  buscando como hacerlas especiales, como darles vida y personalizarlas. Mi primera experiencia con el teñido de telas fue en la escuela de arte, donde descubrí el batik, una técnica que continué explorando durante varios años.


Con el tiempo tomé decisiones que me llevaron en otra dirección, a diferentes trabajos, países y culturas, por lo que no dediqué tiempo a continuar explorando este mundo que más adelante se volvería en mi identidad, en mi pasión, en mi manera de integrar la naturaleza con el entorno.

​Hace un par de años, después de un taller sobre tintes vegetales en lana, mi creatividad se encendió de nuevo y decidí dar un salto de fe. Me mudé a la isla mediterránea de Menorca y dediqué todo mi tiempo a aprender y explorar el asombroso mundo de los tintes vegetales y los colores naturales. Me sentí como si volviera a casa, como si eso que había estado esperando por fin había llegado de regreso a mi vida.

Es un viaje continuo de aprendizaje, sanación y evolución por el que estoy eternamente agradecida.

Socia de ARTEME La Asociación de Empresas de Artesanía de Menorca

© 2020 de Bona Soca.