Tintes naturales

"Ningún tinte sintético tiene el lustre, ese brillo de rico color, ese delicioso olor aromático, esa suave luz y sombra que da tanto placer a la vista. Estos colores están vivos" - Violetta Thurston

ANTECEDENTES


Los tintes naturales extraídos de plantas e insectos se utilizaron en todo el mundo durante miles de años hasta la revolución industrial que es cuando fueron sustituidos por tintes sintéticos para la producción en masa de manera mucho más industrial.

Afortunadamente la artesanía se mantuvo viva, y en las últimas décadas hemos visto un renovado interés entre los artesanos y artistas textiles. Los viejos métodos y recetas se han reavivado y los nuevos descubrimientos y técnicas se hacen y se comparten en una creciente comunidad global de tintoreras naturales.

 

La conciencia ambiental está resultando ahora en una demanda de textiles sostenibles y ecológicos y la industria de la moda está tomando medidas.  Los tintes naturales son utilizados ahora no sólo por artesanos locales, sino también por marcas y diseñadores internacionales. La moda  "slow"  ha llegado para quedarse.

¿POR QUE ELEGIR  LOS TINTES NATURALES?

¿Sabías que se han identificado 72 sustancias químicas tóxicas en sistemas de agua dulce que provienen únicamente del teñido de textiles? La piel absorbe lo que entra en contacto con ella, incluyendo los químicos presentes en nuestra ropa.  Además de ser ecológicos, biodegradables y sostenibles, los tintes naturales no son alérgicos y no contienen sustancias químicas nocivas ni cancerígenas. Por el contrario, portan consigo las propiedades medicinales y energéticas de las plantas, por lo que son seguros para el productor, el usuario y el medio ambiente. Ayurvastra - la ropa de vida - es una antigua forma ayurvédica de la India de combinar diferentes hierbas y plantas, infundiéndolas en la ropa proporcionando curación para el portador. 

Los tintes naturales ofrecen tonos armoniosos y gamas de complejos y ricos matices que son imposibles de conseguir con los tintes sintéticos. Los colores son lustrosos y tranquilizantes para el ojo humano y, a medida que envejecen, desarrollan una agradable pátina, muy diferente de los tintes sintéticos que se desvanecen.

© 2020 de Bona Soca.